Hermosillo, Sonora, marzo 11 de 2019.- Con el fin de que el esquema de consulta en la atención médica que se brinda a los pacientes sea adecuada, la Secretaría de Salud, a través de la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Coesprisson), vigila a farmacias y consultorios anexos.
 
Laura Lorena Robles Ruíz, titular de Coesprisson, detalló que con las verificaciones sanitarias buscan que las farmacias y los consultorios anexos cumplan con la legislación sanitaria vigente en materia de salud, además, que la atención que brindan se haga con profesionalismo y estricto apego a la Ley.
 
El 2018, señaló, realizaron mil 206 verificaciones a farmacias y boticas en el estado, mientras que en lo que va del 2019 han verificado a 87 establecimientos de este tipo.
 
“Desconocemos el origen del audio que circula por redes sociales, pero en la Coesprisson atendemos cualquier denuncia sobre malas prácticas o anomalías que nos hagan llegar, ya sea en nuestras oficinas o por teléfono al 01800-4-RIESGO”, enfatizó.
 
Robles Ruíz agregó que las farmacias están sujetas a la Farmacopea de los Estados Unidos Mexicanos, en el libro vigente del Suplemento para establecimientos dedicados a la venta y suministro de medicamentos y demás insumos para la salud.
 
En cambio, indicó, los consultorios están sujetos a la Norma Oficial Mexicana NOM-005-SSA3-2010, que establece los requisitos mínimos de infraestructura y equipamiento de establecimientos para la atención médica de pacientes ambulatorios.
 
Por último, la comisionada puntualizó que en Sonora se tiene un total de 376 consultorios anexos a farmacias, de los cuales 199 son de Hermosillo; los demás de los consultorios anexos, que son 177, pertenecen al resto de los Municipios.