Hermosillo, Sonora, febrero 10 de 2019.- Vencer al cáncer es posible con una sonrisa y muchas ganas de superar la etapa que manda Dios, compartió Michelle Guadalupe, quien hoy se encuentra en vigilancia tras recuperarse de padecer linfoma de no Hogdkin.

 

Fue a los 12 años de edad que a la jovencita originaria de Nogales le diagnosticaron la enfermedad en el Hospital Infantil del Estado (HIES), tras presentar herpes en el pie y encontrársele mediante una tomografía tres tumores cancerosos.

 

“A quienes estén en tratamiento les diría que no se dejen vencer, es una etapa que nos manda Dios que muchos lo podemos lograr y vencer esa enfermedad que tenemos dentro de nosotros. Así como yo lo vencí échenle muchas ganas y sean positivos”, declaró.

 

La joven de 15 años de edad, aceptó haber sentido mucha tristeza al enterarse de la enfermedad que padecía pero que el apoyo de su familia y sobretodo el de su mamá, quien estuvo con ella en todo momento, la ayudó a salir adelante y vencer la enfermedad.

 

El mantener siempre una sonrisa y las ganas de salir adelante la ayudaron a dejar atrás los momentos difíciles, señaló, como el despedirse de su cabello por la quimioterapia, pues tenía como objetivo el mostrarle a su madre que podían salir de la situación.

 

“A pesar de que me daban noticias malas yo seguía con mi sonrisa, no me quitaban la sonrisa de mi rostro y así pude echarle más ganas y enseñarle a mi mamá que si podíamos las dos juntas”, resaltó.

 

Cuando los médicos le informaron que había vencido al cáncer, externó con emoción haberse sentido muy alegre, pues significaba poder volver a su ciudad, escuela y reunirse con sus hermanos.

 

Por último, envió un mensaje de agradecimiento al personal del servicio de oncología del HIES quienes dijo, fueron muy buenos con ella durante el tratamiento que recibió.